Despegue del autoconsumo compartido más allá de los 500 metros

Muchos ciudadanos, empresas y comunidades podrán beneficiarse del autoconsumo energético gracias a la eliminación del límite de los 500 metros para autoconsumo compartido.

Hoy en Murten, empresa de eficiencia energética en Murcia y Alicante, queremos hacernos eco de esta noticia tan beneficiosa para muchos.

Ahora será posible compartir la energía más allá de los 500 metros que había de límite hasta ahora. Esta medida va a ser muy beneficiosa, sobre todo en las comunidades energéticas locales (CEL) y en el sector rural.

Hasta el día de hoy, para poder compartir la energía, los consumidores no se podían encontrar a más de 500 metros de los paneles solares. Esa era la distancia máxima a la que se podía transportar la energía generada sin necesidad de transformadores.

A partir de ahora, ya no se exigirá que los consumidores de autoconsumo compartido estén registrados en la misma referencia catastral que la de la planta de producción. Además, si en una parcela ya hay paneles registrados, tampoco se impedirá instalar otra planta, como ocurría hasta ahora.

Autoconsumo compartido fuera de nuestras fronteras

 

Autoconsumo compartido -MURTEN

El gobierno, con esta medida, está siguiendo los pasos que ya dieron anteriormente otros países como Portugal o Francia. Ellos ampliaron la distancia a 2 km para así poder aumentar el número de consumidores que pueden beneficiarse del autoconsumo compartido.

Según los expertos, esto debería suponer el despliegue definitivo de las comunidades energéticas. Algo que está mucho más extendido en países como Dinamarca o Alemania, a pesar de contar con mucha menos radiación solar que en nuestro país.

 

¿Quién puede participar en el autoconsumo compartido?

 

Cuando hablamos de una comunidad energética local, simplemente nos referimos a un grupo de ciudadanos o empresas que se ha unido para convertirse en gestores, productores y usuarios de la energía que producen ellos mismos. Esta energía es producida en una instalación solar de su propiedad. Las comunidades energéticas pueden ser tanto comunidades de vecinos, empresas e incluso en el autoconsumo compartido, también suelen participar las administraciones públicas.

Un ejemplo de ello es Enercoop en Crevillent, en el que utilizan 21 espacios públicos para el despliegue de una comunidad energética. Esta instalación cubre la mitad de las necesidades energéticas de toda su población y ha convertido a la localidad en la comunidad energética local pionera y de referencia en Europa.

Con ello pueden producir, autoconsumir, almacenar, compartir y vender la energía que producen. Además, no hay que olvidarse del ahorro en la factura eléctrica, ni del impacto medioambiental que tienen.

Hasta ahora, las posibilidades de las comunidades energéticas locales de captar nuevos socios eran más reducidas debido al límite de los 500 m. Con la derogación de ese límite, aumenta la posibilidad de captar socios consumidores de energía generada y facilitadores de espacios para la instalación de placas.

Esto también supone para las CEL una reducción del coste de suministro energético y reporta un beneficio ambientar. Además, al promover nuevas inversiones pueden fortalecer el desarrollo de la economía local tanto en zonas rurales como urbanas.

¿Cómo se forma una comunidad energética local?

 

MURTEN - Autoconsumo compartido

Para formar una comunidad energética local hay que constituirse como entidad jurídica de participación autónoma, abierta y voluntaria. No necesariamente debe ser una cooperativa, aunque sí deberá estar controlada por los socios.

No obstante, también puede estar constituida solamente por empresas, siempre que permitan unirse a cualquier persona física o jurídica.

En la constitución de la comunidad energética local, los socios firman un acuerdo para afrontar el coste de la instalación y repartir la energía. Esto se hace de manera proporcional a la cuota de consumo que hayan fijado.

Todos los participantes podrán ver en sus contadores el balance energético entre la energía obtenida por los paneles solares y la energía consumida de la red.

Los consumidores individuales podrán dar de alta su instalación en la modalidad de compensación simplificada de excedentes. De esta manera, la compañía eléctrica les compensará con un descuento en la factura por el excedente fotovoltaico volcado en la red.

 

La Comunitat Valenciana, pionera de la ampliación de los 500 metros

 

La Comunitat Valenciana, entre otras regiones, pidió al Gobierno la ampliación del límite de los 500 metros. Esto, entre otras cosas, limitaba mucho el autoconsumo compartido. Hay que tener en cuenta, que existen polígonos industriales alejados de los núcleos urbanos que hasta ahora no podían compartir la energía generada en sus tejados con el resto de vecinos.

La secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, considera que el Gobierno tiene que concretar más el nuevo límite. Propone que se amplíe a 5 kilómetros, aunque la cifra que se está barajando es de 2 km, la misma que tienen otros países europeos.

Paula Tuzón sostiene que «Hace falta implementarlo ya, porque no hay ninguna limitación técnica para ello; espero que se concrete en las próximas semanas y no se quede en el aire» y considera que no es «ningún secreto» que a algunas distribuidoras y comercializadoras eléctricas no les interesa la extensión de este modelo porque supone la desconexión de la red convencional.

La secretaria autonómica recalca que para beneficiarse del autoconsumo compartido no necesariamente ha de constituirse una comunidad energética. Puesto que, dos o más particulares con acceso a un espacio en el que instalar los paneles solares podrían compartir la energía. Siempre, conforme a unas cuotas acordadas y reflejadas en un contrato privado.

«Nada impide a una persona ser copropietario de placas y compartir la energía», asegura Tuzón, y explica que, con vistas a legalizar la instalación y solicitar una ayuda pública, la administración podría tramitar esa ayuda siempre y cuando los autoconsumidores demostrasen que están asociados para un autoconsumo colectivo.

 

Nuevas comunidades energéticas para el autoconsumo compartido

 

El Consell del Botànic cuenta con su propio Plan de Fomento de las Comunidades Energéticas Locales. Su objetivo es tener su propia comunidad energética antes de 2030. Para ello, deberían crearse nuevas comunidades energéticas a un ritmo de 57 por año. En diciembre de 2020 la Generalitat solamente tenía ocho censadas. Este plan está dotado con 2,7 millones de euros.

También, ha convocado ayudas económicas para la constitución y promoción de comunidades energéticas locales. Además de ayudas para la realización de estudios energéticos de potencial de generación de energías renovables en el ámbito local. Igualmente, ha convocado otra línea de ayudas para el asesoramiento jurídico en la creación de las CEL.

La Generalitat ha propuesto elevar ese límite a 1 MW. Lo que se intenta con ello, es evitar que algunos autoconsumidores instalen dispositivos antivertidos para no tener que darse de alta como productores eléctricos, algo que ya está pasando.

Actualmente, en la Comunitat Valenciana, el desperdicio de los excedentes energéticos se cifra en 10 GWh anuales. Esto corresponde al consumo de 3.000 familias.

Si deseas más información sobre el autoconsumo compartido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites.

Los especialistas del ahorro energético en Murcia y Alicante. Ingeniería eléctrica en Murcia y Alicante. Ingenieros eléctricos en Murcia y Alicante. Operación y mantenimiento de plantas fotovoltaicas en Murcia y Alicante. Ahorro de luz y gas.

     

Deja un comentario